Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

lunes, 7 de mayo de 2012

Concurso "Carta a mi madre": CARTA Nº 7


Buenos días mamá que alegría saber que en cualquier momento sonara el teléfono  y hablaremos  como tantas veces,  durante la charla nos contaremos un chiste... como siempre,  y nos reiremos juntos…  como siempre, como siempre… después de colgar pensare en ti,  y suelo recordar tantas  cosa bonitas de tiempos pasados, siempre recuerdo las bonitas y a veces me pregunto si habría cosas malas porque sinceramente no las recuerdo,  nunca se me olvida tu mirada dulce y cariñosa, tu ternura y el amor profundo que sentías y sientes por mí, seguramente tanto amor nunca fue correspondido en la misma medida y en más de una ocasión te causaría más de un disgusto si fue así, seguro que ya me has perdonado hace tiempo, sabes que te quiero con locura y que por mucho tiempo que pase contigo siempre te echo de menos. Ahora al igual que tu ya soy mayorcito y desde hace algún tiempo me doy cuenta lo difícil que es ser madre. No te dan ningún libro de instrucciones cuando nace tu primer hijo y a pesar de ello tu lo has hecho  fantásticamente bien, has escrito día a día  en mi corazón un libro de paginas blancas cargado de mensajes, consejos ,  esperanza y amor que nadie podrá borrar  jamás,  el  libro de instrucciones que tu no tuviste  y que a mí me sirve de tanto, me ayudo cuando  me case, también cuando fui padre y me está ayudando con mis nietos, la verdad que gracias a ti todo me ha sido mucho más fácil.  Tengo tanto que agradecerte, tengo tanto por lo que admirarte que no sé lo que destacaría en ti que más te definiera... ¿Quizás tu valentía ante la vida y las  situaciones adversas?  Pues aunque no te quedara mas remedio hay que ser muy valiente para afrontar la vida después de perder a tus padres con 12 años y luchar por sacar adelante a tus hermanos, limpiando, fregando, cocinando  o mordiendo si hiciera falta. Con esa misma valentía me has salvado la vida en más de una ocasión, con esa misma valentía me has curado mis profundas heridas del accidente de bici, heridas que desmayarían a cualquiera y que tu sin dudarlo has llegado a suturar con aguja e hilo, qué tiempos aquellos, recuerdo que el médico más cercano estaba a 30 km...  Imposible llegar con la hemorragia… ¿de dónde sacabas tanto valor?.. ¿de dónde tanto cariño?..  si en cada puntada que me dabas corría por tus mejillas un rosario de lagrimas que apenas te dejaban ver. Por cierto buena sutura casi no me quedo cicatriz.
Yo como todos los niños necesitaba una madre, pero no una madre cualquiera... te necesitaba a ti,  muchas veces y aun sabiendo la respuesta me pregunto... ¿Que hubiera sido de mí… sin ti?
También quiero que sepas que te sigo necesitando, que te sigo admirando y te querré por siempre jamás como decía Peter Pan... ¿te acuerdas? Aun que mi cuento favorito siempre fue el de el “lobo y los tres cerditos”,  jajá me lo tienes que contar otra vez  algún día seguro que pondrás la misma cara que entonces cuando soplabas para derribar la casita, me encantaba verte soplar fingiendo ser el lobo… cuanto me reía.
Hoy es el día de La madre y después de escribirte esta carta me he dado cuenta que tardara unos días en llegarte, así que he pensado en llamarte por teléfono ahora mismo y felicitarte a modo de anticipo hasta que te llegue, se que te hace ilusión recibir cartas, la verdad  es que cada día se usa menos el correo ordinario. Un besazo mamá


4 comentarios:

  1. Que valiente, es lo que dices hasta que no somos padres no nos enteramos de la valentia que han tenido en esos tiempos, yo me siento incapaz de hacer las cosas que hacia mi madre sin medios ningunos, aunque los de coser en vivo, hay que tener mucho valor, pero por un hijo cualquier cosa. Muy bonita la carta y seguro que se alegro de tu llamada. Un besito

    ResponderEliminar
  2. Que bonito sería en la juventud tener la experiencia que dan los años,disfrutaríamos infinitamente mas con y de nuestros padres.

    ResponderEliminar
  3. Cuanta realidad expresada del tal forma que los sentimientos llegan a lo más profundo...,¡¡¡ MADRE VALIENTE¡¡¡¡...
    Siempre llega el momento en que, el alumno aventaja a un buen profesor/ar.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.